La dieta del ajuste: cayó 37,1% la venta de alimentos

Hay preocupación en el sector para los siguientes meses. Incluso “los sectores de mayores ingresos se volcaron a productos de segundas y terceras marcas”.

Según un informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came), los alimentos sufrieron una baja en ventas del 37,1%. Este sería el tercer mes de retracción en el sector. Los comerciantes lo adjudican a la inflación y a la quita de beneficios y programas oficiales de impulso al consumo general.

“Las ventas tuvieron un derrumbe del 37,1% en enero respecto al año anterior a precios constantes, y registraron un retroceso del 13,2% en la comparación mensual” con las ventas de diciembre, dice el informe. LDurante diciembre pasado también hubo una bajda del 13,2%. Incluso “los sectores de mayores ingresos se volcaron a productos de segundas y terceras marcas”.

Algunas observaciones

“En líneas generales, el rubro alimentos hace tres meses mínimo que viene en caída y ni hablar en el mes de diciembre, que fue uno de los dos rubros de los que medimos que más cayeron en el promedio”, dijo el vicepresidente de Came a nivel nacional, Ricardo Diaby, a un medio local. Además, aseguró que la caída de diciembre del 13,2% “fue la mayor caída que hemos tenido en muchísimo tiempo y ahora enero casi que la duplica. Esto significa que aún consumiendo segundas y terceras marcas, la gente se restringió en el consumo. Esto es por la falta de poder adquisitivo, principalmente”.

“Mientras la inflación le vaya ganando a la actualización salarial obviamente que eso va a ir repercutiendo y cada vez más en el consumo, porque está en directa relación con el dinero que la gente tiene para gastar”, aseguró Sergio Cassinerio, presidente de la Asociación de Supermercadistas de Rosario. “Claramente hay una retracción. La brecha entre la actualización salarial y la inflación no se achica sino que se agrandan”.

Productos a la baja

“Los fiambres cayeron mucho, y los quesos, sobre todo lo que es quesos cremosos, subieron un 30%, porque si los tenés muchos días en exhibición se ponen líquidos. Distinto del resto de las mercaderías que subieron un 70%”, explicó Cassinerio. “Hay una mirada poco clara y sin una visión de la sociedad y de la economía cuando se afirma que la baja de la demanda va a bajar el precio de las cosas. Eso es mentira y no se está viendo en las góndolas”.

Sobre las latas de conservas, dijo que “están saliendo del radar del consumo de la gente, en función de que los clientes están buscando otro tipo de alternativas más económicas”.

Lo mismo ocurre con los productos de higiene personal, donde los consumidores “empiezan a migrar hacia la segunda o tercera marca donde la diferencia de precios en algunos casos se hace más notable, pero todo es en busca de hacer rendir mejor el dinero que hay en los bolsillos”.

Leer más
RLC Noticias de Rosario la ciudad

Comentarios